Martín D´Alessandro, sobre el 14° Congreso Nacional de Ciencia Política: “Se ha dado un gran crecimiento de la disciplina”

Carlos Fara: “El gran tema es saber cuál es realmente el estado de ánimo de la gente en el medio de esta crisis”
4 junio, 2019
Mario Riorda: “Cada vez que aparece la política también aparece el hecho comunicacional”
10 julio, 2019
Mostrar todo

Martín D´Alessandro, sobre el 14° Congreso Nacional de Ciencia Política: “Se ha dado un gran crecimiento de la disciplina”

Entre el 17 y el 20 de julio, en el Campus de la Universidad Nacional de San Martín, se realizará el 14° Congreso Nacional de Ciencia Política, bajo el lema: La política en incertidumbre. Reordenamientos globales, realineamientos domésticos y la cuestión de la transparencia.

Organizado la Sociedad Argentina de Análisis Político (SAAP), el evento reunirá durante tres días a los más prestigiosos referentes locales e internacionales de la disciplina, para el desarrollo de un programa que abarcará unos 600 espacios entre paneles, simposios, y presentaciones, donde se destacan la presencia de expositores como Christina Holtz-Bacha, Steven Levitsky o Donatella Della Porta, además de la de numerosos periodistas y dirigentes políticos de diversos partidos y espacios.

Para conocer algunos detalles más de esta iniciativa Comunicación Pública dialogó con el Licenciado Martín D’ Alessandro, presidente de la SAAP, a cargo de la organización del evento. 

¿Qué sucedió entre aquella política en entredicho, lema del 13° Congreso y la política en incertidumbre que encabeza la convocatoria actual?

Muchísimas cosas, pero ante todo, la necesidad, como es tradición, de darle a esta convocatoria un título orientativo y amplio, algo que por otra parte es una obligación porque la Ciencia Política abarca muchísimas subdisciplinas y subáreas, donde están los que se dedican a la política comparada, los que estudian las relaciones internacionales, los que estudian la opinión pública y el marketing político, pero también las cuestiones del Estado y la administración pública, entre muchísimas cuestiones más.

En esa línea entonces, los títulos de nuestros congresos, que abarcan todas esos universos, son orientativos, dan cuenta de tendencias muy generales, pero no condicionan las discusiones que se dan en los paneles, algo que, además, difícilmente podríamos hacer con un programa que en 2017 incluyó unos 500 espacios y que este año reunirá casi 600. 

Recién marcabas el crecimiento en la cantidad de paneles que se ha dado entre el vasto programa de 2017 y este de 2019, ¿qué significa eso en relación al crecimiento de la disciplina?

Creo que hay dos factores fundamentales que explican este crecimiento, uno interno, relacionado con la propia disciplina, y otro externo, que tiene que ver con la sociedad en general.

En relación al primer factor, claramente se ha dado un gran crecimiento de la disciplina que se refleja en la multiplicación de la oferta de carreras de grado, que ya son más de 40 en todo el país, de estudios de posgrado, revistas especializadas, investigaciones sobre temas de Ciencia Política, etc., que implican un crecimiento muy duro hacia adentro, con mucha producción académica, producción de conocimiento.

Por otra parte, en términos de factores externos creo que esta producción de conocimiento se inscribe en un contexto donde hay una demanda de la sociedad por instancias de mediación, que le expliquen una dinámica política que cada vez es más compleja y más difícil de entender.

Hace 20 años, y todavía hace 10, había dos colectivos profesionales básicos que cumplían este rol: los sociólogos y los periodistas, pero por diversas razones -los sociólogos creo por cuestiones de conflictos internos en la organización disciplinar, y los periodistas porque los medios invierten poco en la capacitación para la cobertura y el análisis político, y las grietas y peleas internas del propio colectivo – ninguno está cumpliendo esa función como lo hacían hasta hace algunos años.

En ese vacío de mediación confiable y libre de sospechas para tratar de explicar la dinámica política, que cada vez es más difícil de codificar, se da, entonces, este reconocimiento social hacia la ciencia política como disciplina y hacia los politólogos en general, que se refleja en el crecimiento de los Congresos de a SAAP, pero también en la presencia de muchos colegas en los medios de comunicación, que también visibiliza parte de lo que nosotros podemos darle a la sociedad.

¿No hay allí un riesgo de pérdida de rigor académico, porque las exigencias de la TV distan de ser las de un paper?

Obviamente, este crecimiento nunca puede ni debe ser controlado más allá del énfasis que podemos poner desde instituciones como la SAAP sobre la necesidad de tener rigor al abordar determinadas temáticas. Lo cierto es que la nuestra es una disciplina que no tiene colegiación, y que forma parte de las ciencias sociales, con lo que los posicionamientos teóricos, epistemológicos, y hasta políticos de nuestros colegas no se pueden ni deben obturar.

En ese sentido, nosotros solo podemos dar el ejemplo, insistir en nuestros eventos en la pluralidad y la objetividad, y siempre en la necesidad de que en un intercambio de opiniones se respeten todas y se valoren más las que tienen fundamentación empírica o teórica, frente a las que solo están motivadas por intereses particulares.

Finalmente, analizando el crecimiento en relación a las subáreas de desarrollo ¿cuáles han sido las que más han crecido entre el congreso 2017 y este?

Las subáreas siempre más nutridas son los estudios referidos al Estado y la administración pública, y las políticas públicas y las relaciones internacionales. Ahora bien, comparando entre el último congreso y éste, claramente hubo una explosión de los estudios relativos a las cuestiones de género focalizadas en diferentes ámbitos: desde los estudios referidos a la participación de mujeres en el ámbito de la política, en el espacio local e internacional, los referidos a  las políticas específicas impulsadas por el Estado sobre temáticas de género, y también un tercer grupo de reflexiones generales referidas a la temática. Entonces, aunque estos estudios no son los más populosos todavía, sí son los que más han crecido en los últimos años.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *